martes, 9 de diciembre de 2008

Ella...



Meciendose,
surcan sus manos las tristezas,
hace poco no era así,
pero ahora se sienta sola,
deshace los minutos que le pesan.

Con una mirada,
practicamente blanca,
recorre la habitación,
delante el sillón vacío,
el alma a medias...


Ella versión 2.M (M de Manuel)


La tristeza surca sus manos.
Se sienta sola y deshace
el tiempo que le pesa.

Recorre, meciéndose, la habitación
ante el sillón vacío,
con la mirada blanca.

el alma a medias...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

En efecto, la versión 2.M me ha gustado. No entiendo casi nada de poesía, pero esas imágenes quedan más fuertes, contundentes. No sé hablar de esto pero entiendo el cambio y van en la línea de la impresión que tuve al ver la versión 0.
Perdona mi desconocimiento de este asunto.
Javier

Pilar dijo...

Hola Javier,
me alegra que te guste la segunda versión, son diferentes formas de mirar la vida. La poesía no se entiende, se siente, al menos eso creo yo. En esta ocasión alguien leyó la mia (la primera) y esto salió. Gracias por estar.

Manuel dijo...

Parece que hemos cambiado de bar, pero seguimos juntos losmismo amigos. Me alegro de que sea donde sea, nos encontremos.

Pilar lleno de corazón las imágenes y yo me atreví a darle una alternativa. Todo lo bello que se haya escrito le pertenece... excepto mi tia Maruja, que es el ser más hermoso que habita la tierra y, pese a sus 95 años, espero que siga haciéndolo por mucho tiempo.

Antxon dijo...

Me han gustado muscho las dos, tal vez la segunda me gusta más.
Una forma muy bonita de describir los las sensaciones de una viuda (a mu parecer