jueves, 18 de noviembre de 2010

Gota a gota...

Las lágrimas que caen,
las lápidas que pasan,
los recuerdos que se archivan,
la gente, la desgana...

La tierra que te cubre,
las flores que marchitas,
el paseo en silencio.

La vida que te llevas,
la vida que me quitas...

La tierra que te absorbe,
la tierra, el polvo, el cuerpo...
el cuerpo que abandonas...
el llanto gota
a
gota


11 comentarios:

La Solateras dijo...

Sí, Pilar, casi todo nos cae encima gota a gota. Si las cosas llegaran en avalancha a lo mejor nos daba tiempo a apartarnos, pero así...

Un beso

Anónimo dijo...

Pilarcita, que bonito poema, y que bien escrito. Según lo lees te produce una emoción, una pena, y hasta una rara serenidad, una mezcla de sentimientos difíciles de expresar.
No me cansare de decirte que tienes una sensibilidad y una manera de describir las cosas que ocurren a tu alrededor, que me dejas sin palabras. Sólo las personas que te conocen saben lo que vales como persona.
Estoy orgullosa de tenerte cerca y ya sabes..., no me canso de decirte que te quiero mucho.

Manuel dijo...

Me ha gustado mucho este poema, Pilar.

En esta ocasión puede que el sentimiento se haya visto modulado por una especie de serenidad, fatalista o no, que le ha concedido un ritmo casi perfecto.

Me gusta, si.

Un beso.

Los amigos del duende dijo...

Ese cuerpo que nos abandona y nos deja...

Rosa dijo...

Mi niña, creo saber el sentimiento que hay detrás de lo que has escrito... Las lágrimas deben caer, las lápidas pasar, pero el recuerdo vive siempre que no muera detro de ti.

Un abrazo enorme y todo mi cariño cielo

Anónimo dijo...

"La vida que te llevas, la vida que me quitas".

Querida Pilar, lo que se hayan llevado, que se queden con ello (seguro que a ti te ha quedado algo a cambio). Pero que no me entere yo que nadie te quita la vida.

Me encanta leerte, quizá, porque veo en tus escritos a una jovencita muy parecida a la que en un tiempo fui.

Besitos.

Mila

Mari Carmen Azcona dijo...

“ Las lágrimas que caen,
las lápidas que pasan,
los recuerdos que se archivan”

Esto, por desgracia mi querida niña, también forma parte de la vida. Te entiendo perfectamente. Un amigo me hizo un regalo al que me agarro fuertemente. “Cuando algo muere, nace un sentimiento” me dijo... Y ese sentimiento, te lo aseguro, no morirá jamás, vivirá en ti.

Besos y un fuerte abrazo.

luismi dijo...

Me gusta el recorrido que haces por las cosas, ese goteo incesante de vida.
Felicidades

Anónimo dijo...

Bueno, tiempo de reaparecer poco a poco, gota a gota, como dice tu precioso poema. Uno de los mejores que te he leído, Pilar. Un poema que merece la pena leer...y escribir.

Port

Mechas dijo...

Es pausadamente triste...

Humberto Dib dijo...

Hola, Pilar, llegué a tu blog por un contacto, me pareció muy bueno. Voy a seguirte.
Aprovecho la oportunidad para invitarte al mío.
Un saludo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com