viernes, 12 de marzo de 2010

En memoria de Delibes


Hoy, 12 de Marzo de 2010, ha muerto Miguel Delibes, uno de nuestros grandes escritores. Os dejo un fragmento de "Mujer de rojo sobre fondo gris":


"Ninguno de los dos era sincero pero lo fingíamos y ambos aceptábamos, de antemano, la situación. Pero las más de las veces, callábamos. Nos bastaba con mirarnos y sabernos. Nada nos importaban los silencios. Estábamos juntos y era suficiente. Cuando ella se fue todavía lo vi más claro: aquellas sobremesas sin palabras, aquellas miradas sin proyecto, sin esperar grandes cosas de la vida eran sencillamente la felicidad. Yo buscaba en la cabeza temas de conversación que pudieran interesarla, pero me sucedía lo mismo que ante el lienzo en blanco: no se me ocurría nada. A mayor empeño, mayor ofuscación. Se lo expliqué una mañana que, como de costumbre, caminábamos cogidos de la mano: ¿Qué vamos a decirnos? Me siento feliz así, respondió ella."

Lo acompaño, deseando que mejore, de una canción de mi preferido Serrat de su nuevo disco homenaje a Miguel Hernández:



5 comentarios:

Alejandro dijo...

Gracias, Pilar, por este homenaje que dedicas a nuestro paisano, castellano viejo de Castilla la Grande. Miguel Delibes "es" todo un señor de la Literatura. No solamente tenemos que aprender de él como maestro del lenguaje, también como maestro de la vida; nunca deseó más de lo que tuvo y todo lo que recibía lo daba un gran valor. Qué ejemplo de humildad, de hombre bueno. Por eso, por tener tamaña categoria humana, fue el escritor que será siempre.

Gracias Pilar, por poner este grano que hará granero en recuerdo que un gran hombre, de un escritor de los grandes.

Besos

Alex

Manuel dijo...

Hay un libro, de entre los muchísimos que se podrían citar del Maestro: "Cartas de amor de un sexagenario voluptuoso". Para quien no lo haya leído se lo recomiendo vivamente como ejemplo impecable de sensibilidad.

Y, por supuesto, todos los demás.

Hasta siempre, Don Miguel. Gracias por todo.

Anónimo dijo...

Nadie muere del todo mientras se le recuerda. La obra de Miguel Delibes permanecerá viva hasta la eternidad.

Un beso.

Mila

Emilio dijo...

"La Hoja roja" es un libro que todo aquél que cree que la vida es eterna (me refiero aquí abajo)debería leer. Delibes fue un gran escritor. Un ejemplo claro de cómo la Literatura se hace día a día...escribiendo. Un hombre culto, contradictorio - como decía Walt Whitman eso es condición básica del ser humano - pero fiel a un sentido de la Literatura como "camino" de reflexión en el transcurso. Todos sus personajes están llenos de vida "de verdad". Fue un gran observador, condición importante para ser un buen narrador. Y luego tuvo la cultura necesaria para escribir con palabras sencillas...cosas muy profundas...y muy cotidianas. De este tiempo, casi todas. Del pasado alguna.

Soledad Serrano dijo...

Ratita hermosa, qué bello texto de Delibes, cuánto te lo agradezo. Besos de tu siempre admiradora, Soledad