martes, 13 de abril de 2010

M.H.

Acunada por tu voz en otras voces,
navego entre los blancos de tus versos
Retengo todo por lo que tú lloras,
y hago jirones la cárcel
por la que a la libertad te aferras.

Hipnotizada por ese perfecto ritmo,
por las palabras exactas
de tu más exacto poema,
ruedan lágrimas de cebolla negra,
por esos dos ojos que no se cierran.

Entre las páginas te desvaneces,
tras la cruel enfermedad
la dulce muerte.
Me dejas en el alma vida,
en el recuerdo la llama ardiente
de tus tres heridas.


7 comentarios:

Manuel dijo...

Acompaño tu homenaje con unas palabras de Neruda que, al leerlas, me reproducen la vergüenza que siento hacia esta tierra infiel, desarraigada, mezquina, que nos toca vivir:

"Recordar a Miguel Hernández que desapareció en la oscuridad y recordarlo a plena luz, es un deber de España, un deber de amor. Pocos poetas tan generosos y luminosos como el muchachón de Orihuela cuya estatua se levantará algún día entre los azahares de su dormida tierra. No tenía Miguel la luz cenital del Sur como los poetas rectilíneos de Andalucía sino una luz de tierra, de mañana pedregosa, luz espesa de panal despertando. Con esta materia dura como el oro, viva como la sangre, trazó su poesía duradera. ¡Y éste fue el hombre que aquel momento de España desterró a la sombra! ¡Nos toca ahora y siempre sacarlo de su cárcel mortal, iluminarlo con su valentía y su martirio, enseñarlo como ejemplo de corazón purísimo! ¡Darle la luz! ¡Dársela a golpes de recuerdo, a paletadas de claridad que lo revelen, arcángel de una gloria terrestre que cayó en la noche armado con la espada de la luz!"

Un beso.

Emilio dijo...

Yo me quedo en ti, Pilar, en tus versos. Porque en ellos descansa Miguel, descansa su memoria. Porque están llenos de sensibilidad y armonía en la escritura.
"Nadie muere del todo si se queda en la memoria".
Escribir para qué...se preguntan algunos poetas.
Escribir para ser, digo yo a veces.
Pero con tu poema voy más allá: Escribir para...volver a ser.

Sekhmet dijo...

Socia, mi más sincera enhorabuena. Te superas a cada nuevo escrito (y luego dices que ya no sabes escribir... ¡anda!).

La Solateras dijo...

Un precioso homenaje, Pilar, encabezado por dos versos brillantes.

Un abrazo fuerte

Anónimo dijo...

:O Jo jo jo! Increiblee!Sigue así Pilarita, sigue así!
Besos
La leonesa

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Precioso recuerdo. Preciso homenaje.