viernes, 17 de septiembre de 2010

Si...


Si triplicara sensaciones,
abriera la puerta del alma
y entrara el viento del sur.

Si barajara contigo
las cartas de la vida,
cruzando nuestra suerte
amiga, cambiando bastos por amor.

Si nos tocara bailar
cualquier esquina es buena,
cualquier canción.

Pisemos las cenizas del pasado,
pidamos este trago mano a mano,
que el día caiga lento fuera
y después nos llueva la razón...

6 comentarios:

La Solateras dijo...

Sí, cualquier esquina es buena para bailar y para que la lluvia nos lave todo lo que sobra.

¡Qúe bonita imagen!

Un beso

Anónimo dijo...

Bailar o llorar siempre es mejor hacerlo de la mano de un buen amigo. Pilar, tu sensibilidad aflora en tus poemas de manera auténtica y sencilla, la mejor forma de llegar al corazón. Felicidades por ello.

Besitos.
Mila

Manuel dijo...

Querida Pilar: has venido fuerte de la isla, ¿eh?. será la influencia de Es Vedrá!.

Me ha encantado la fuerza de tu poema, muy especialmente esos primeros versos, esas dos primeras estrofas que son toda una declaración de posibilidades.

Enhorabuena y bienvenida.

Un beso.

Anónimo dijo...

Espléndida y maravillosa como siempre, me ha gustado mucho. Estoy orgullosa de tener cerca a una persona como tú, que escribe de esta forma y con tanta sensibilidad, no cambies nunca. Ya sabes que te quiero mucho. Sigue siempre así.
Un beso.

Mari Carmen Azcona dijo...

“ Si triplicara sensaciones,
abriera la puerta del alma
y entrara el viento del sur.”

Jamás olvido que tras lo que escribimos están las personas. Desde que te leo, veo la importancia que tiene para ti la amistad. Los amigos son uno de los pocos regalos que nos da la vida y tú tienes el don de saberlo... no todo el mundo lo sabe.

Sigue cuidando de ellos y disfrutando a su lado, porque “Sí “ (no es conjetura sino una afirmación) cualquier cosa que se haga con ellos es mejor.

Precioso poema, Pilar, lleno de sensibilidad.

Un beso muy fuerte.

Anónimo dijo...

Cantar bajo la lluvia es bueno también...no es sólo una película inolvidable y una canción...es un modo de afrontar la vida. Bonita entrada, Pilar.

Port