lunes, 1 de junio de 2009

Ahora sí... Para mi madre

Dulce como la mermelada,
de suave y amable piel,
sus ojos te dicen todo,
incluso lo que ella no sabe.

Su risa es contagiosa,
lágrimas que guardaría
para no desperdiciar ni gota
de esa felicidad sencilla.

Es la reina de mi alma,
mi madre, mi estrella guía.



8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Que belleza de poema para tu Madre.. Excelente.. me quedo con la ternura infinita en tus versos..


saludos fraternos
con el cariño de siempre
que tengas una semana muy bella

yonky dijo...

SIMPLEMENTE VIENDO ESA IMAGEN DE TU MADRE SE NOTA LO TRASLUCIDO Y SENTIDO DE TUS PALABRAS

CARIÑOS DESDE MDEO

Quien Sabe... dijo...

Que bello poema para tu madre.
Debe estar orgullosa de tener una hija como tu.
Un beso!

Manuel dijo...

Hala!!!... Como se va a poner tu señora madre... que no cabrá en si ni en ti.

Bueno, un poquillo pelota ya eres, pero es muy bonito lo que le has escrito, que conste.

Un besazo.

KI dijo...

Tan bellos como tus labios, son esos versos creados para tu madre :)


Besos Pilar :)

"Premio Maria Amelia López Soliño" dijo...

Desde el blog en apoyo al “Premio Maria Amelia López Soliño” a la mejor bitácora escrita por una persona de la tercera edad, te agradecemos el cariñoso comentario de condolencia dejado en su blog y te animamos a estimular a los más mayores a seguir su ejemplo.

Precioso homenaje a tu madre!

Un saludo afectuoso.

FloR* dijo...

Gracias Pilar por tu comentario en mi blog =)
muy lindo lo que escribiste por cierto.
ya voy a andar por estos lados otra vez=)
te dejo un besso enorme!!

FloR*

Navegante Del Alma dijo...

De vos no se puede esperar otra cosa que belleza. Y eso abunda en tu poema.
Besos.