jueves, 11 de junio de 2009

Raticos...


En la mesa de al lado
me esperan recuerdos,
días felices que pasamos juntas,
y nuevas y muy grandes esperanzas

No tengo prisa por marcharme,
me recreo en los momentos de café,
en las risas de cerveza.

Hay instantes mágicos.
Hoy agarramos el mundo,
Hoy la vida se detiene y nos espera...



La canción un guiño para Momo y Ágape (si vuelves)

8 comentarios:

aLba * dijo...

hoy la vida se detiene y nos espera... :)

Adolfo Payés dijo...

Es el tiempo en la vida que se detiene..

excelente versos

te dejo como siempre mis saludos fraternos con mucho cariño
un abrazo
besos..

Sekhmet dijo...

No se me ocurre algo mejor al levantarme tras una de nuestras noches que leer algo tan, tan, tan... no sé ni cómo decirlo. Estás opositando a que te coma el día menos pensado, socia.

Por muchos más años de nuevos recuerdos, por nuestras noches, nuestras tardes y nuestros días... ¡Por comernos el mundo! (Bocados juiciosos, que si no podemos atragantarnos)

Gracias preciosa.

Mendey dijo...

los momentos magicos, son los mas valiosos de la vida

un beso, esta precioso :*

Javier dijo...

Un café, un poquito de sol, conversaciones cómplices, risas deshinibidas,... claro, por esto vale la pena vivir.

Momo dijo...

No sabes la ilusión que me acaba de hacer que me dediques esa canción.
Infinitas gracias hermosa! :*
Ayer viví esos momentos de café con amigas, parece que durante esos segundos la vida es más sencilla, ponerse al día, charlar, y reir es lo más importante..

:)

un beso !

Manuel dijo...

Esta instantánea de la vida me lleva directo a otros momentos, otros lugares. Incluso me ha recordado algún poema de Kavafis, si.

Gracias por despertar en tanta gente estas bonitas sensaciones a través de tu poesía. Un beso.

Momo dijo...

Si, Celia me llamo. Siempre me haces sonreir con tus comentarios. Tengo el mar bastante cerca sí, es mi refugio cuando todo va mal :) No sería capaz de vivir alejada de él. Por mucho que me intente convencer nunca seré realista del todo, naci siendo una soñadora y por suerte o por desgracia no puedo cambiarlo. Pero tengo que tener cuidado con volar mucho, y aprender a pisar suelo firme de vez en cuando. Caer duele mucho. Siempre le .. amaré. Pero es tan imposible la historia..

(te acabo de contar mi vida, perdona)

gracias por leer siempre :)