viernes, 9 de enero de 2009

Sólo uno más


En la pausa del cigarro

Me paseo por las letras que me enganchan

Me encierro en despertares de otras bocas

Y suplico un rescate de este mundo


Sé que sigues ahí,

En el silencio oscuro que te envuelve

Sé que me leen tus ojos

Y que me aprietan tus manos


Desde el bullicio acuoso de mi alma

Espero tus palabras

5 comentarios:

Javier dijo...

Jooo, que cosas más bonitas escribes. Seguro que nuestro común Manuel está envidioso. Yo le envidio a él sus comentarios y él seguro que envidia tus poemas. ¡Vaya triángulo!

(Ah, deja de fumar. Yo lo hago y, sin voluntad, espero dejarlo!)

Besos.

Pilar dijo...

Jajaa, ay Javier qué bueno eres!!y como me quieres y aprecias mis "poemillas".
No creo que Manuel esté celoso, aunque si que tiene algo abandonao su lado poético!! Si es que "vaya tres patas pa' un banco".
Un beso grande

Sara López dijo...

Hola Pilar!
Muy bellos tus versos, me han gustado mucho.
Un saludo muy grande. Nos leemos!
Sara.

Sara López dijo...

Ohh, estudias historia del arte! Me encanta... Yo estudio magisterio de Primaria, jeje!
Obviamente, estoy agregadísima ya a tu lista de seguidores.
Saludos!
Sara.

Manuel dijo...

Ya me perdonareis por estar tantos días ausente de nuestros rincones.

Pilar, veo que has hecho una nueva amiga, ¿eh?. Bienvenida, Sara. Espero que sigas pasando por aqui y nos podamos encontrar entre palabras y sentimientos.

Por cierto, que cada día me sorprendes más y más, Pilar. Javier tiene mucha razón: estoy totalmente envidioso. ¿qué digo?: estoy CELOSO!!!!... Y si no os lo creeis, mirar mi última entrada, que va de eso.

Besos llenos de cariño.