miércoles, 13 de mayo de 2009

Despedida


Me queda en los labios una gota de ti,
la recojo despacio,
en la lengua, el salado.

Mis ojos hinchados te dan un vuelco,
¿vendrás mañana a acunarme el alma?

Aprietas fuerte tu cuerpo y el mio,
y me dejas sola,
hace tanto frío,
y después te marchas
en algún vagón descalzo y amargo
del tren del olvido.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué duras son las despedidas!¿verdad?. Pero has de pensar, que todo aquel que se va, no se va nunca del todo, y que siempre hay un retorno.
Un beso Señora Pilar.

Pronto nos toca una de estas...qué pena!

Adolfo Payés dijo...

Hermosos tus versos aunque las despedidas sean difíciles.. tus versos las embellecen en esta lectura..

un gusto leerte

saludos fraternos
un abrazo

besos

Pilar dijo...

Os habeis dado tanta prisa en firmar! que no habeis dado tiempo a la canción!! jajaja. Me encanta!! Dejo mi pequeño homenaje a Antonio Vega que se nos fue hoy.
Besos

Anónimo dijo...

es que nos gustas mucho pilar!

Manuel dijo...

Ahi estamos casi siempre, cariño, pa lo que se guste mandar...

jose rasero b. dijo...

T dejé un mensaje ayer, mas no sé que ocurrió. Tenía que ver con despedidas, Antonio Vega, tus versos. En fin, un saludo.

Anónimo dijo...

pasar por aquí es añadir un buen detalle a cualquier día
MechAS

Pilar dijo...

Jose, a veces pasa que se pierden los mensajes, además no sé qué líos pasa con mi blog, horas equivocadas, canciones que no suenan, en fín. Seguro que algo bueno me decías!! jeje. Un beso
Mechas, tu siempre me regalas el oído (O la vista, jajaj). Muchas gracias por pasarte. Besos

Ignacio Reiva dijo...

Ese tren no parte nunca, siempre se queda recordando aquello que quiere olvidar, como en una vía muerta.

CASANDRA dijo...

hola Pilar, te dejé comentario en mi blog, respecto de tu consulta. sos bienvenida!!! cariños