sábado, 5 de septiembre de 2009

Nada...


Perdona mis bobadas nocturnas,
son fruto del mojito
y van con tildes de locura.

Perdona las mentiras revueltas,
tienen algo de cierto
quiero que te quedes cerca.

Si quieres me olvido de tu nombre,
me obligaré a aprender otros silbidos,
torturaré mi boca con cuentos,
esperaré mañana la tormenta.

Tendré que repetirme cien canciones
para borrarme esas que tengo como nuestras,
me revolveré entre tiburones de menta,
whisky y ¿qué te cuentas?.

Y cuando nada te baste,
y me haya roto por dentro,
te buscaré en lo oscuro
para volver a mentirte luego


6 comentarios:

Emilio dijo...

"Quiere vivir...una vida diferente cada día" dice en la cancion elegida para acompañarte Amaral, uno de los mejores, y más provocadores de emoción y reflexión, grupos del panorama musical español..Eso es lo que debes hacer - hacías, haces - en tu poesía. Cabalgar en el lenguaje es preguntar, buscar a través de él conocimiento. También, en ocasiones, refugiarse en él, fijar la experiencia. El amor, ah, el amor, ese sentimiento tan totalizador para la mujer y, a veces tan parcial en el hombre. Yo suelo decir que el cariño es un sentimiento muy superior al amor. Mezcla menos cosas...y es más generoso. Bueno, qué enrolle, Pilar. Si tu lo que tienes que hacer es vivir, viajar, moverte en la escritura y en la vida, que es el mejor modo, para una buena escritora, y tu lo eres, de descubrir el mundo, de descubrirse a si misma.
A mi me gustaría que, como cuando subiste a la Laguna Negra, te detuvieras más en el exterior. En ese poema cambiaste el paisaje y lo pusiste dentro de tí. Y por eso el buen lector subió contigo.
Tienes en tu mente y en tu corazón la mejor madera de creadora. Utílizala.
Con afecto.

Port

Pilar dijo...

Hola Emilio! qué rapido vienes al encuentro jajaja. Estos son los frutos de una noche de fiesta, quizás hoy me habría levantado y habría cambiado o eliminado esta entrada. Pero estás aquí, jajaa. Soy un poco desastre a veces, y me sale la rima "fácil" y ocurren estas cosas.
Me encanta todo lo que me dices, asi que se queda la tontería esta de poema ( que intentaré tapar con otro lo antes posible) y tu estupendo comentario.
Siempre escuchas la música de acompañamiento, me gusta que lo hagas, porque lo que uno dice en lo que escribe a veces no está completo, esta canción dice mucho aunque he puesto a Amaral es de Calamaro.
Por cierto, el otro día estuve en youtube.com viendo los videos de Enrique y tuyos! jeje.
Besos y gracias

Emilio dijo...

Je, je...ves, siempre se aprende algo...yo no sabía lo de Calamaro...que también me encanta en varias cosas...como esa canción del sombrero, ahora no recuerdo como se llama...Hay una cosa que me gusta mucho, tu espontaneidad...Aparte de tu inteligencia - como te dije, es de familia - y la frescura con qué escribes...No hay errores, como dice Coti en otra canción, sólo intentos. Tienes muchas cosas buenas, escritorcita, esto lo digo con mucho cariño y porque soy mayor que tu...Y ahora te pongo algo en la nueva entrada. Ah..gracias por compartir los poemas de You Tube...Enrique es un pedazo de amigo...y me ha subido.
Besos. Y no pares, ya sabes...la vida también hay que intentar que sea una obra de arte. Sin compulsiones...¿eh? Dejando que fluya. Incluso con un mojito...(smile) :D

Anónimo dijo...

¡Ay, Pilar!... El amor, el desamor. Dos sentimientos que ojalá no nos dejen nunca indiferentes.

Besitos.

Mila

Manuel dijo...

"Bobadas con tildes de locura"... "las mentiras revueltas tienen algo de cierto..." "... me revolveré entre tiburos de menta..:"

Menuda nochecita eh?, cariño.

A veces nos hace falta una espuela para sacar bellezas como esta.

Rosa dijo...

Pilar, si el mojito y esas tildes de locura te hace decir cosas tan hermosas, no voy a decirte que deberías repetirlo mas a menudo, porque alguien pensaría mal, pero sí que me alegro, que de vez en cuando te llegue alguna noche loca como ésta, para escribir con tanta fuerza mi niña... Me encanta leer esas "tildes de locura" y sus "mentiras revueltas" o cómo te "obligarás a aprender otros silbidos, tras olvidar su nombre"... no sigo, porque creo que me gusta todo. Un beso corazón